Intervención del presidente de la FACM, Vicent Garcés en la XV Plenaria de la APM: “La Fundación ACM lanza un grito de alarma y convoca el espíritu de responsabilidad. Este es el momento de la resistencia ciudadana”

0
448

XV SESIÓN PLENARIA DE LA ASAMBLEA PARLAMENTARIA DEL MEDITERRÁNEO

3-4 de junio de 2021 (virtual)

Sesión del 3er Comité Permanente de Diálogo entre Civilizaciones y Derechos Humanos

Intervención del Sr. Vicent Garcés, presidente de la FACM

València, 3 de junio de 2021

Buenos días.

Muchas gracias, señora Presidenta.

Quisiera empezar agradeciendo a la APM, en nombre de la Fundación Asamblea de Ciudadanos y Ciudadanas del Mediterráneo, por ofrecerme esta nueva oportunidad de dirigirme a mis queridos parlamentarios.

Como sabéis, la Fundación ACM es miembro observador de la APM y expresa la opinión de sus Círculos Ciudadanos presentes en 20 países mediterráneos. Practicamos la diplomacia ciudadana. La idea principal de mi intervención es fortalecer la colaboración entre la APM y la FACM, entre parlamentarios y ciudadanos.

Ahora, es un buen momento para destacar algunos hechos importantes y hacer algunas sugerencias.

La gran disrupción provocada por la COVID-19 exige una urgente expansión de la cooperación, el fortalecimiento de la integración regional y el multilateralismo.

Además, siguen presentes graves conflictos en nuestra región:

– Continúan ciertos conflictos históricos: el conflicto israelí-palestino, el conflicto del Sahara Occidental.

– Varios esquemas de transición también permanecen abiertos (Libia, Siria, por no mencionar más, al este de la región, Yemen)

– Los problemas de migración siguen siendo críticos a pesar de los repetidos llamamientos de la sociedad civil.

– Continúa el declive general de la democracia en la región, afectando a todos los países.

– La condición socioeconómica media de los habitantes del área mediterránea también sigue experimentando un deterioro alarmante con desigualdades crecientes.

– Las “cuestiones de género”, la violencia contra las mujeres y los abusos contra menores y personas vulnerables también muestran que aún queda mucho por hacer.

– La intervención de muchas potencias mundiales o regionales que buscan consolidar sus propios intereses en la zona más que los de los países y / o ciudadanos en cuyo nombre dicen actuar.

– El cambio climático a menudo se olvida: sus efectos en la región y en sus poblaciones (crisis alimentaria, sequía, personas desplazadas y / o refugiados ecológicos, etc.) a menudo parecen olvidarse o quedan reducidos.

– Los habitantes del Mediterráneo han pagado y están pagando un alto precio por la pandemia de la Covid-19, y es necesario evitar la existencia de islas libres de virus rodeadas de focos de contaminación. Reconocer las vacunas anti-Covid como un “bien público” sería un paso adelante útil.

La Fundación ACM lanza un grito de alarma y convoca el espíritu de responsabilidad. Este es el momento de la resistencia ciudadana.

La FACM pide:

– Que la Unión Europea acompañe su inversión financiera en el Mediterráneo con un papel político más fuerte para hacer valer los principios relacionados con el Estado de Derecho;

– Que las autoridades públicas se esfuercen por apoyar y promover iniciativas de cooperación tanto a nivel interestatal, bilateral o subestatal (universidades, asociaciones, regiones, ciudades, etc.);

– Que la Unión Europea se muestre a la altura de sus principios y convicciones y que muestre una actitud coherente, humana y humanitaria a la hora de abordar los temas migratorios y los DD.HH.

– Que se reflexione y se consideren de forma más eficiente las alternativas necesarias a la situación actual, en lo que se refiere a la exploración de las energías renovables, la digitalización o políticas para satisfacer las necesidades de todos los ciudadanos y ciudadanas del Mediterráneo.

La Fundación ACM anima a la APM y a la red de ciudades mediterráneas Medcités, dos de sus principales socios institucionales, a continuar sus acciones e iniciativas a favor del diálogo y la colaboración con la ciudadanía y la sociedad civil mediterránea, como pilares del poder, la democracia y la soberanía popular.

Muchas gracias y les deseo, desde Valencia, España, lo mejor para el futuro.